abril 21, 2016

10 consejos para ahorrar en las flores de la boda


Hay elementos de la boda que son esenciales para que todo luzca perfecto, pero también, son los más costosos.

En cuestiones de decoración, no hay cosa más linda que las flores, pero también puede ser el detalle que se lleve todo tu presupuesto, por eso te traemos estos consejos a tener muy en cuenta:

  • Elige flores de temporada, puedes estar totalmente enamorada de los lirios, pero si te casas en invierno no son tu opción, ya este tipo de flores florecen en verano estará escasa. Por lo tanto si las compras fuera de temporada, serán mucho más costosas.
  • Flores nacionales. Sí linda, sabemos que te encantó cómo se veían esas flores australianas en la boda de tu amiga, pero las flores importadas siempre serán una opción mucho más cara, consulta con tu florista cuáles son las flores que se dan en la región donde vives, seguramente encontrarás un sustituto mucho más económico.
  • Mercado de flores. Claro que en la boutique de flores del barrio más excéntrico de la ciudad todo parece más lindo, pero creéme, si es el mismo tipo de flor, seguramente proviene de donde mismo (sólo que a diferente precio). Acércate a lugares que venden por montones y podrás darte el lujo de comprar más flores a mejores precios.
  • Utiliza hierbas, frutas, vegetales. Ármate de tiempo y busca en internet donde encontrarás muchas lindas ideas que no están hechas 100% de flores. Te encantará todo lo que vas a encontrar, pero te gustará más lo mucho que ahorrarás.
  • Utiliza más elementos. Claro que las flores son un toque lindo pero puedes utilizar velas, frascos, letreros, fotografías de los novios, y otro tipo de elementos que acompañen a tus centros de mesa, de esa manera será un recuerdo más duradero y se verá hermoso y sutil aunque lleve sólo un par de flores.
  • Reutilizar. Hermosa palabra cuando se trata de ahorrar. Dependiendo de la locación de tu boda, puedes reutilizar algunas flores del lugar de la ceremonia, para ponerlas como decoración en la recepción.
  • Los colores. Ok, todo en tu boda es azul, pero ¿en verdad vas a conseguir rosas azules a buen precio? Opta por elegir un color de flor que combine con el resto de tu decoración.
  • ¿Tienen que ser naturales? Dice por ahí la frase que entre más efímero, más costoso. Y en cuestión de flores es totalmente cierto, recuerda que las flores naturales mueren pronto, por lo tanto algunas flores de tela o de papel son una buena opción, puedes encontrar bastantes tutoriales de cómo hacer flores de diversos materiales, anímate a innovar.
  • La temporada del año. Si te casas en una fecha cercana al día de San Valentín o Día de las Madres, te tengo malas noticias, es una temporada fuerte para las florerías por lo tanto se pueden dar el lujo de subir un poco sus precios. Si te es posible aleja la fecha de tu boda de esas temporadas y podrás estar más tranquila en ese aspecto, si de plano no es opción, mejor regresa al punto anterior.
  • Flores grandes. Ocupan más espacio por lo tanto necesitarás menos. Parece obvio pero es un detalle que muchas veces se nos escapa y creemos que por elegir la flor más económica estaremos ahorrando más y al final terminamos eligiendo un tipo de flor pequeña que requiere mucha más cantidad para lograr los efectos deseados.

¿Qué opinas de estos consejos?

 

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *