septiembre 29, 2015

10 cosas que no sabías sobre el anillo de compromiso


Hoy en día parece lo normal y prácticamente es obligatorio que al hacer una propuesta de matrimonio, ésta vaya acompañada de un anillo de compromiso, pero no siempre fue así y es por ello que aquí te dejamos con 10 cosas que seguro no sabías sobre el anillo de compromiso.

1. La Vena Amoris o “vena del amor”

El anillo debe llevarse sobre el dedo anular izquierdo porque en el viejo Egipto existía la creencia de que había una vena que unía este dedo con el corazón. Éste hecho nunca se desmintió científicamente así que es lindo pensarlo de esta forma ¿no?

 

2. Antes el anillo se le daba al papá de la novia.

El anillo siempre ha sido un símbolo de confianza y compromiso, y en la antigua Roma, la costumbre era que el novio entregase el anillo al padre de la novia ya que era quien adquiría el compromiso de casar a su hija. ¿Te imaginas?

 

3. El diamante en realidad no vale tanto.

¿Te has preguntado por qué debe ser un diamante? Bueno pues todo se lo debemos a France Gerety, un copywriter de la agencia de publicidad N.W. Ayer & Son, quien en 1947 publicó uno de los slogans más famosos de la época: “A diamond is forever”, frase que se relacionó a la promesa de amor eterno que se hace en un compromiso y que logró que todo el mundo quisiera entregar dicha piedra como símbolo de su amor. Con ello se infló el precio del diamante a precios… bueno al precio que mantiene hoy en día. Entiéndase que los diamantes en realidad no valen tanto.

 

4. Debe ser circular.

En un principio no era necesario que fuese un anillo el símbolo del compromiso, pero en las culturas egipcias se toma el círculo como símbolo de la eternidad y es por ello que un anillo, al ser una prenda que puedes portar en todo momento, cumplió al parecer con todas las características del símbolo del compromiso.

 

 

5. El material debe ser oro.

O bueno, así era, en la época de los Romanos en el siglo II a.C. cuando se instituyó este como el material oficial ya que antes se entregaban anillos de madera o marfil, pero éstos no eran muy duraderos. Luego comenzaron a hacerse de piedra u otros materiales, pero poco a poco se fue instaurando como valor que entre más costoso y fino fuese el material con el que estaba hecho el anillo, era más el amor que se profesaba.

Hoy en día ya no es requisito que sea oro el anillo de compromiso, los hay incluso de platino u otros metales igual de duraderos y no tan costosos.

 

 

 

6. La propuesta es un ritual exclusivamente masculino.

Por tradición, debe ser siempre el hombre quien pida matrimonio. Tradicionalmente las abuelas heredaban su anillo de compromiso al más querido de sus nietos para que éste lo entregase al amor de su vida y así prolongar la existencia de la joya en la familia. Pero hoy en día lo común es que el chico pase por todas las joyerías buscando el anillo perfecto para su chica.

Sin embargo, tan arraigada es la costumbre de que debe ser él quien proponga matrimonio, que no hay aún establecido un anillo de compromiso para hombre.

 

7. El anillo de compromiso más caro del mundo pertenece a…

La preciosa joya pertenece a una actriz británica estadounidense, que a pesar de haberse casado varias veces, fue conquistada por el actor Richard Burton quien consiguió el anillo más caro del mundo hecho de diamante totalmente puro y con certificado IIa era una alianza de 33,19 quilates y con un costo de 8.8 millones de dólares. La merecedora de tan afamado anillo fue Elizabeth Taylor.

 

8. El precio del anillo

Tradicionalmente la novia no debe conocer el precio del anillo, pero hoy en día las relaciones son más abiertas y según la estadística el 38% de las parejas conocen este dato. El precio del anillo en promedio es de 3 semanas del salario íntegro del novio.

 

9. Protocolo para devolver el anillo.

En teoría desde que te hacen la propuesta, estás aceptando el “para siempre” pero desgraciadamente esto no siempre ocurre. En la anigüedad, el anillo representaba un obsequio y la persona que lo recibía podía conservarlo aunque se cancelase el compromiso, pero hoy en día el anillo parece llevar una cláusula de garantía en la cual, si se cancela el compromiso, la novia debe devolver el anillo y será el novio el responsable del destino del mismo.

 

10. Normas de etiqueta del anillo de compromiso

La etiqueta no dicta que una vez que aceptas un anillo de compromiso, debas usarlo. Sin embargo, lo común es que lo utilices siempre que vayas a un evento social.

La familia no necesariamente debe estar presente cuando ella reciba el anillo de compromiso, pero debe hacerse una reunión formal antes o después para comunicar la intención de boda.

Por último, si recibes un anillo que es herencia de la familia, es apropiado que éste sea modificado a tu gusto, siempre y cuando el novio esté de acuerdo en dichas modificaciones.

 

 

¿Qué opinas? ¿Verdad que son súper interesantes estos datos?

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *