junio 27, 2015

10 mandamientos de la invitada a una boda


1. Confirmar.

Los novios necesitan saber con mucho tiempo de anticipación quiénes asistirán a la boda. Si fuiste de los afortunados en recibir invitación, lo menos que puedes hacer como agradecimiento es confirmar lo antes posible.

 

2. El regalo.

En cuanto al regalo, siempre hay muchas incógnitas. Por supuesto que los novios te conocen y saben que no vas a tirar la casa por la ventana con el precio del mismo. Puedes dar algo simbólico que le recuerde a la pareja lo mucho que los quieres. Si tienen mesa de regalos, ya la hiciste, limítate a ella y te lo agradecerán. O si necesitas más ideas puedes leer Ideas de Regalos de bodas para una pareja que ya lo tiene todo.

3. Hombros cubiertos

Ya sabemos que tienes hombros lindos, pero cuando se trata de una boda religiosa procura llevar algo para cubrirlos, ya sea una pashmina o una pequeña torera. Algo que puedas quitarte fácilmente al terminar la ceremonia.

 

4. Los colores.

Por protocolo, la única que debe ir vestida de blanco o beige a la boda es la novia, a menos que se especifique en la invitación que sí puedes ir de ese color. Evítalo. Como consejo adicional, investiga de qué color irán las damas de honor, si no fuiste elegida como una de ellas, lo mejor es que no te vistas de ese color.

 

5. El largo del vestido.

Lo mejor siempre es preguntar, pero si te da un poco de pena preguntar este detalle, te puedes guíar por la regla universal “Corto si la boda es de día, largo si la boda es de noche”. Por supuesto que cuando decimos “corto” nos referimos a algo que te llegue mínimo dos dedos arriba de la rodilla, algo más corto siempre se verá vulgar y de mal gusto.

 

6. Puntualidad

Siempre algo sale mal, debes tener eso en cuenta a la hora de calcular tus tiempos. No querrás ser recordada por los novios como “la que siempre llega tarde”. Llegar a tiempo al enlace, hablará de la clase de invitada que eres.

 

7. A la salida.

Al terminar la recepción felicita a los novios, pero deja que los familiares lo hagan primero, nunca empujes ni hagas a nadie a un lado. Procura ser breve para que los demás también tengan oportunidad de acercarse.

 

8. En la mesa.

Siéntate a la mesa sólo cuando ya lo haya hecho la novia, deja tu bolso en la silla o en el piso. Nunca sobre la mesa. Usa correctamente los cubiertos y si quieres repetir platillo se discreta al pedirlo al mesero. Recuerda que casi siempre todo está contado cuando se trata de los alimentos.

 

9. Cuidado con la bebida.

 

Está bien que disfrutes la barra libre, pero recuerda que es de mal gusto embriagarse en una boda.

 

10. Despedida

Cuando te marches de la boda no olvides despedirte de los novios y agradecerles la invitación. Probablemente estén entretenidos pero siempre agradecerán el detalle. Sólo procura no interrumpir ningún evento importante como un brindis o la partida del pastel.

Ahora que ya tienes estos mandamientos ¡No puedes fallar!

 

 

 

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *